Páginas vistas en total

jueves, 3 de noviembre de 2011

CÓMO DEBE CUIDARSE EL CUIDADOR


El cuidador debe cuidarse a sí mismo para mantener su propia salud y bienestar y por el bien de la persona a la que cuida.

El cuidador puede necesitar ayuda cuando presenta síntomas tales como:

·         Aumento de irritabilidad.

·         Problemas de sueño.

·         Pérdida de energía, fatiga.

·         Aislamiento.

·         Consumo excesivo de: tabaco, alcohol, cafeína, fármacos.

·         Problemas físicos: palpitaciones, temblor de manos, molestias digestivas.

·         Problemas de memoria.

·         Dificultad para concentrarse.

·         Menor interés en personas y/o actividades que eran objeto de interés.

·         Aumento o disminución de apetito.

·         Actos rutinarios repetitivos. Ej: limpiar continuamente.

·         Cambios de humor, dar importancia a detalles pequeños.

·         Dificultad para superar sentimientos de depresión o nervios.

·         Tratar a personas de la familia de forma menos considerada.

Para cuidarse a sí mismo, el cuidador debe pedir ayuda y buscar apoyo en los profesionales, familiares y amigos. Pedir ayuda no es un signo de debilidad, es una excelente forma de cuidar.
El cuidador tiene que poner límite a la cantidad de cuidado, es decir, aprender a delegar, saber decir que no, hábitos saludables, controlar el estrés y los sentimientos negativos
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario